Consejos para viajes largos en autobús

Como siempre os recordamos, los viajes en autobús son una muy buena opción para ir de un lugar a otro, sobre todo ahora que muchos están de vacaciones y hay mucho más movimiento de transportes. El autocar, además, resulta muy práctico si el destino al que te diriges no dispone de un aeropuerto cercano o de otros modos de llegar hasta allí, por no hablar de que, durante el trayecto, se puede disfrutar mucho del paisaje. 

No obstante, hay viajes que pueden ser muy largos y eso lleva a pensar que puede resultar incómodo o tedioso, pero si sigues los consejos que hoy te recordamos desde Autobuses Vidal, estamos seguros de que tendrás una buena experiencia.:

  • Lleva algo de entretenimiento, como un libro, música, el ordenador portátil, una tablet o Ipad, etc. Ten en cuenta que, si eres una persona que sufre mareos, algunos de estos objetos pueden ser un problema para ti, así que escoge bien antes de partir.
  • Elige bien los asientos. Los más recomendables si vamos a hacer un viaje largo es que escojamos un asiento ubicado en la parte central del autobús; los del fondo acostumbran a ser más bulliciosos. 
  • No vayas cargado con excesivo equipaje. Tienes que tener en cuenta que dispones de un espacio limitado para llevar tus cosas y que, además, ese espacio tienes que compartirlo con otras personas, por lo que es mejor que no subas con mucho equipaje de mano.
  • Agua y comida. Es importante que tengas a mano ambas cosas por si tienes algún mareo o bajada de tensión, o simplemente sed o hambre.
  • Compañía. Viajar sólo es algo que muchos hacen, pero si te vas a enfrentar a muchas horas de carretera, nuestro consejo es que no lo hagas solo. No sólo disfrutarás más del trayecto, sino que también lo harás de tu destino. .
  • Dormir. Si lo que te apetece, por el contrario, es descansar y si así empezar a disfrutar del lugar escogido con las pilas bien cargadas, te recomendamos que intentes viajar de noche o que estés algo cansado para que no te cueste conciliar el sueño.

¿Cómo conseguir que tu viaje sea de lo más ameno?

Si estás pensando en hacer un viaje largo en autobús o en cualquier medio de transporte y quieres que no se te haga pesado ni aburrido en AUTOBUSES VIDAL os dejamos varios consejos para que el viaje se haga lo más ameno posible. Solo te tendrás que preocupar de hacer la maleta y disfrutar.

¡Toma nota!

  • Elige el asiento adecuado. Si vas a estar muchas horas sentado, lo más seguro es que quieras descansar un poco y que, nada te lo impida.
  • Elige la vestimenta con la que más a gusto te sientas, ya que los viajes largos no son el motivo idóneo para vestirse con ropa demasiado ajustada. Mejor elige prendas holgadas. Si el autobús que has escogido para tu viaje tiene aire acondicionado procura que la temperatura no esté demasiado baja para que no pasases frío. Por otro lado, el calzado también es muy importante, así que lleva puestas tus deportivas más cómodas.
  • Procura llevar un kit de supervivencia siempre contigo, como  como son los medicamento o aspirinas por si tienes dolores de cabeza durante el trayecto. Puedes también  llevar comida para calmar el hambre y alguna botella de agua para estar bien hidratado.
  • No está de más llevar contigo tu propia almohada para poder acomodarte y así descansar como si estuvieras en tu propia cama. E incluso para los más frioleros una pequeña manta para poder arroparnos por si nos entra el frío. 
  • Como van a ser muchas horas, lleva tu reproductor de música con tus cascos para entretenerte y estar relajado. Tampoco olvides que los libros o las revistas son una gran opción para aprovechar y leer, o incluso puedes llevar tu ordenador para ver alguna película o la serie a la que estás enganchado desde hace unos días…   Todas las opciones son válidas. ¡Disfruta de tu viaje!

4 recomendaciones para sobrevivir a viajes largos en autocar

Si eres una persona inquieta, ciertos viajes en autobús pueden causarte gran sopor, especialmente en trayectos largos. A continuación te traemos una serie de consejos para hacer que el viaje se te pase en un abrir y cerrar de ojos.

 1. Aprovecha bien todo lo que te ofrece el autobús

En la mayoría de ocasiones, los autocares tienen muchas más prestaciones de las que imaginas. Al subir, pregunta al conductor si hay Wi-Fi o enchufes USB. También, explora las posibilidades que te ofrece un asiento reclinable.

2. Lleva ropa cómoda

Un pantalón apretado se puede convertir en tu peor enemigo. Asegúrate de vestir ropas holgadas y cómodas que no supongan ningún problema durante el viaje. También, evita abrigarte demasiado o demasiado poco.

3. Lleva entretenimiento

Está relacionado con el primer punto, aunque, eso sí, no siempre hay Wi-Fi o USB. Es por ello que no puedes olvidar meter en la maleta tu portátil o tablet  para escuchar música, jugar a juegos o ver series que tengas descargadas y que no requieran de conexión a Internet. Eso sí, lo ideal es llevar algún libro, cuaderno o cualquier otra forma de entretenimiento que no requiera de electricidad.

4. Viaja cansado y echa una cabezada

Si afrontas el viaje largo algo cansado te será más fácil conciliar el sueño durante el trayecto y se te pasará el viaje volando mientras cuentas ovejas.