¿Cómo puedo disfrutar bien de mi viaje en autobús?

Cuando viajas en autobús, siempre te preguntas si el trayecto será más o menos ameno, y es que todos queremos que ese tiempo se disfrute de una forma u otra. Por ello, hoy desde Autobuses Vidal queremos recordaros algunos consejos con los que podréis hacerlo.

Antes de que de comienzo el viaje, es recomendable, al igual que ya os hemos comentado en otras ocasiones, que se lleve encima un pequeño equipaje de mano que tenga lo necesario para hacer que el trayecto sea todo lo cómodo posible: golosinas, agua, artículos de entretenimiento, etc.

Una vez que se inicia el viaje, lo más idóneo es que hayas escogido un asiento que no te suponga ningún problema. Con esto nos referimos a que las personas que se marean con facilidad es preferible que se sienten en las filas delanteras.  Sin embargo, si tu idea es descansar, la última es la que buscas. Allí podrás reclinar el asiento sin molestar a nadie.

Otra forma de hacer el trayecto más entretenido es contar con libros, revistas, películas, y la tan recurrida música. Sin embargo, también es una buena idea que llevéis con vosotros cascos y cargadores para que no os quedéis con las ganas de usar algunos de estos elementos por falta de batería o recursos.

También os recomendamos que llevéis ropa cómoda y adecuada para los cambios de temperatura que puedan darse a raíz del aire acondicionado, así como un antifaz si queréis dormir y os molesta la luz. 

Pero lo que os puede resultar más divertido es aprovechar las horas del viaje de ida para planificar el turismo que haréis una vez llegados al destino.

Viajes en autobús en verano: recomendaciones

Dado que nuestra normalidad está volviendo poco a poco, no es de extrañar que más de uno tenga en mente hacer un viaje este verano y que, para ello, decida optar por hacerlo en autobús para ahorrarse los quebraderos de cabeza que a veces da el simple hecho de aparcar el coche una vez llegados al destino.

Hoy, desde Autobuses Vidal, queremos daros algunos consejos para dichos viajes.

Inicio del viaje

Por las altas temperaturas de estos meses, lo más recomendable es salir a salir a primera hora de la mañana. Escogiendo este horario, las carreteras estarán mucho más despejadas y también veremos que hace menos calor dentro del autobús.

No obstante, si nuestro viaje cuenta con muchos kilómetros, os aconsejamos que viajéis de noche. Mientras que descansáis, pasarán las horas y así el trayecto se os hará mucho más corto.

 

Viajar entre semana

El verano es sinónimo de vacaciones y no sería de extrañar que, pese a lo ocurrido con el Covid-19, aún se de algún que otro atasco en fines de semana. Por ello, es preferible que, si se puede, se viaje entre diario. Un menor tráfico está garantizado y, al mismo tiempo, también lo hace la posibilidad de sufrir un accidente.

Ropa cómoda

Sea más corto o más largo nuestro trayecto, la mejor opción siempre será vestir ropa cómoda. Cuando el viaje no es de larga duración, es algo que no notamos, pero cuando es todo lo contrario, es posible que notemos ciertas incomodidades que es mejor evitar.

Para los más frioleros, y teniendo en cuenta que el aire acondicionado no está nunca al agrado de todos los pasajeros, recomendamos que lleven una chaqueta o jersey fino con el que poder abrigarse. También en ese aspecto es mejor priorizar las zapatillas a las sandalias y llevar un pañuelo para la garganta.

Hidratación constante 

Viajar en un vehículo que dispone de aire acondicionado y que hace más soportable las altas temperaturas, no significa que tengamos que dejar de beber agua con frecuencia. Lleva contigo siempre una botella y procura que esté fría para que, a lo largo del viaje, no tomes agua caliente.