Primavera: Excusas para viajar (II)

Tal y como os comentamos en nuestra anterior publicación, hoy, desde Autobuses Vidal, queremos continuar hablando de algunas de las razones por las que es buena idea viajar en primavera.

¿Por qué es buena idea viajar en primavera? (II)

  • Naturaleza: Ya no sólo se trata de la luz, sino también de los colores que toman las calles. Hay que tener en cuenta que, durante el invierno y el otoño, muchos destinos tienen su encanto y resultan muy pintorescos, pero nada que ver con lo que podemos encontrar en primavera. La naturaleza permite conocer los lugares en todo su apogeo y nuestras fotos quedarán mucho mejor. Los colores naturales se verán aún más vividos, disfrutarás aún más del entorno. Lo único malo será que, si eres alérgico, tendrás que llevar cuidado para no agravar tu malestar.
  • Hospedaje: Al viajar en primavera la opción de alojamiento es mucho mayor que en otras épocas debido a que la ocupación es mucho menor. Dado que una buena parte de los viajeros no pueden permitirse una escapada o unas pequeñas vacaciones si no llega el verano, este momento es el mejor para encontrar un buen sitio en el que alojarse sin tener que pagar mucho por ello. 

Primavera: Excusas para viajar (I)

viajar primavera razones

Viajar es algo que puede hacerse en cualquier época del año, pero lo cierto es que primavera es una muy buena época. Hoy, desde Autobuses Vidal, os comentamos por qué.

¿Por qué es buena idea viajar en primavera?

  • Temporada: Aunque el verano siempre es una buena época para salir de viaje, sí es temporada alta, algo que no ocurre en primavera. Al viajar en estos meses se pueden evitar las aglomeraciones, se encontrarán precios más asequibles y habrá una mayor libertad para moverte por tu destino.
  • Temperatura: Puede que la climatología sea algo más inestable, pero hay que reconocer que las variaciones entre las máximas y las mínimas son mucho más agradables que en invierno o verano. Sólo hay que tener en cuenta el destino y llevar la ropa adecuada, de forma que, si hace frío, podáis abrigaros bien pero sin tener que llevaros un abrigo muy grueso que, en caso de hacer calor, podría ser todo un estorbo, sobre todo si se hacen visitas guiadas interiores.
  • Luz: Con el cambio horario, ya se disfrutan más horas de sol y los días son más largos en apariencia. Gracias a ello, se podría pasear durante mucho más tiempo y disfrutar aún más del lugar al que se ha viajado.

 

En nuestra próxima publicación os contaremos el resto de razones por las que es buena idea que se viaje en primavera.