Más pautas para viajar cómodo

Un viaje de muchas horas o incluso días en bus es matador y aburrido se mire por donde se mire tanto física como psicológicamente. Que sí, que tiene también sus cosas buenas, como que es una experiencia viajera en sí misma, o que uno disfruta más viaje en el sentido estricto de la palabra y también del paisaje. Pero ni así. Así que vamos a daros unos consejos para que si tenéis pensado viajar en autobús el suplicio se os haga más llevadero y sobreviváis al mismo:

Viaja siempre en compañía para tener con quién compartir el suplicio:

Viaja agotado o toma pastillas para dormir: no hay peor situación que la de iniciar un viaje en bus con el cuerpo descansado. Te aburrirás soberanamente. Dormir es la mejor elección para un viaje de varias horas. Y el no dormir demasiado la noche anterior al viaje te ayudará a conciliar el sueño. En su defecto, toma pastillas para dormir y felices sueños.

No vistas excesivamente bien: tu nivel de comodidad será directamente proporcional a la forma en que vayas vestido.

Lleva contigo un completo pack higiénico: tus expectativas de comodidad y limpieza deben ser bajas si no te quieres amargar el viaje nada más subir al autobús. Si te gusta la limpieza, lleva un completo kit higiénico para hacerte el viaje más llevadero.

No viajes en víspera de festivos importantes: léase Nochebuena, Nochevieja… porque esos días viaja todo el mundo. Sí también en bus, así que todo lo anterior se verá todavía más agravado, si cabe.

¿Elegir Ventana o Pasillo?

Todo es cuestión de gustos, y en este sentido, elegir la ventanilla para viajar, da siempre mayores posibilidades de entretenimiento, como mirar el paisaje, adoptar una postura mas cómoda para dormir, o permanecer sentado todo el viaje sin molestar a nadie o que nadie les moleste.

El hecho de elegir el pasillo suele estar asociado a personas inquietas, que necesitan estirar las piernas, o gente alta, que requiere de lo mismo. En cualquier caso, elegir el pasillo da otras opciones, quizás más orientadas a personas que necesitan tener un viaje más movido.

La ventaja de elegir cada una de estas opciones, estribará en la confortabilidad de cada pasajero, y en ese mismo sentido, en los gustos y las necesidades de cada uno de ellos. Ya que, por ejemplo, en personas con problemas de circulación, tener la posibilidad de estirar las piernas de vez en cuando, será cuando menos más aconsejable que permanecer con las piernas encogidas.

Según lo explicado hasta ahora, podría parecer que cualquier autobús o autocar fuera cómodo para viajar, o hacer trayectos de cierta longitud. Nosotros como empresa de gran experiencia, y actualizada innovación en todos los sentidos, queremos hacer de nuestras flotas de autobuses para alquilar, unos elementos únicos y realmente confortables, para cualquier tipo de viaje.

En este sentido, nos sentimos orgullosos de poder ofrecer a todos nuestros usuarios, todas las posibilidades existentes al respecto, y así poder llegar al máximo de clientes que movidos por la búsqueda de comodidad, buen precio y excelente servicio.

Para un mejor acierto, solo tiene que visitar esta página web, y podrá comprobar a todos lo que nos dedicamos, en qué condiciones y bajo qué precios lo gestionamos. Realmente se sentirá sorprendido por la excelente gestión de un servicio, que le llevará donde desee, de la manera más cómoda inventada.

Comodidad en autocar

Nuestra flota de autobuses y autocares de alquiler, cuenta con unas comodidades excepcionales a la hora de viajar, aunque la posición dentro de su habitáculo, que se elija durante el camino, también influirá en la confortabilidad de cada viajero.

El objetivo es hacer del viaje una experiencia agradable, y si hay factores que pueden influir negativamente en este fin, controlarlos desde el principio es una muy buena solución.

Los asientos del principio del autobús son los idóneos para personas que se mareen en los trayectos del viaje, ya que la luna delantera permite una visión panorámica de la carretera, y los movimientos son menos bruscos, al estar cerca de la dirección del autobús.

Si lo que usted pretende es ir relajado escuchando música o viendo al tele, también son los sitios ideales para ello, ya que la audición será casi perfecta, por la cercanía al origen de la señal.

En cuanto a los asientos del medio del autobús, suelen ser los más solicitados por las posibilidades de espacio y amplitud que ofrecen. Al estar situados cerca de las escaleras traseras del vehículo, permiten disponer de más espacio visual, y físico, al poder reclinarse sin molestar a ningún pasajero.

Por último, los asientos del final, que son los menos utilizados cuando se puede elegir, ya que no existe la opción de reclinarlos, aunque al usarse menos, se pueden utilizar varias plazas para ir cómodos. Aún así, esto asientos los suelen usar los más jóvenes de los viajes, pueden ir amplios y no suelen tener problemas de mareos.

¿Cómo deben viajar los niños en los autobuses?

Quizás en más de una ocasión te hayas preguntado cómo deben viajar los niños en los autobuses, no sólo en los urbanos o interurbanos, sino también en los de largo recorrido. Dado que no existe una normativa legal que establezca cómo deben viajar los bebés y los pequeños en los autocares, a continuación te damos algunas pautas al respecto.

En el caso de que queramos movernos en autobús debemos saber cómo deben viajar los niños en los autobuses por las diferentes zonas de nuestra ciudad o a una población que se encuentre dentro de nuestra comunidad autónoma, la mayoría de los usuarios conocen el reglamento a la perfección. Así, se debe utilizar el espacio de la zona central para colocar el carrito y sujetarlo con las fijaciones y sistemas de seguridad disponibles para ello. Los padres son los responsables de custodiar al pequeño para evitar cualquier incidente. También existe la posibilidad de realizar el trayecto sentado con el niño en brazos y en dirección contraria a la marcha del autobús. El carrito plegado debe ir colocado en una zona que no entorpezca al resto de viajeros.

Contratar un autocar para transporte de boda

Una boda es uno de los momentos más felices de nuestra vida. Un dulce y exquisito momento que perdurará en nuestras retinas y corazones, y no solo en el nuestro si no el de todos los familiares y amigos que pasarán ese día tan especial con nosotros.

Es por ello que hay que poner especial atención y cuidado en los muchos detalles que la misma conlleva para que todo salga realmente bien. Desde los vestidos, pasando por el banquete, el lugar escogido y también un no menos importante detalle, el transporte.

Elegir una compañía y un servicio de calidad de transporte en autobús será esencial para que todo funcione a la perfección de principio a fin. Desde el momento en el que nuestros numerosos invitados tengan que desplazarse de un punto concreto, Iglesia o Ayuntamiento al restaurante y la vuelta horas después, es necesario contar con autobuses y profesionales en los que confiar. Para que todo salga a la perfección contamos con un servicio de alquiler de autocares para bodas en Madrid en el que, gracias a la personalización que le ofrecemos podrá elegir el tipo de vehículo y número de plazas que más se adapte a sus necesidades.

Todo ha de tener un resultado óptimo en ese día tan especial y un transporte eficaz es vital para que nadie llegue tarde, poniendo a disposición de todos los asistentes las mayores comodidades para evitar cualquier posible contratiempo. Debemos tener en cuenta el número de invitados que tendremos para elegir los autobuses necesarios y adaptar los mismos según capacidad para poder trasladar a todos los invitados que requieran de dicho transporte.

 

Echa una cabezadita en el autocar

Todos sabemos que los asientos reclinables no son equiparables a una cama (aunque te aseguro que a veces son mejor que las camas de algunos hostales), pero aprovecha para echar una cabezadita, unas horitas de siesta o incluso un sueño más largo siempre que puedas. Recargarás energías para tu siguiente destino. No obstante, si puedes permitírtelo intenta descansar mejor la siguiente noche en una cama en condiciones.

Dormir o hacer una siesta es la mejor opción que tienes para acortar esos viajes eternos en bus.

Además es una necesidad fisiológica, quieras o no vas a dormirte 🙂 ¿O tienes los santos huevazos de aguantar más de 24 horas en autobús sin dormir? Yo no puedo, me convierto automáticamente en un zombie con ansia de cerebros.

En cuanto a los reposacabezas de los asientos del autobús, no suelen ser especialmente cómodos… así que un buen cojín cervical para reposar bien tu cuello en el asiento del autobús hace milagros. Personalmente prefiero un cojín hinchable ya que ocupa casi nada en tu equipaje. Yo tengo este cojín portable y estoy la mar de contento con él.

Como último recurso, puedes enrollar una prenda de ropa acolchada para que sea lo más parecido a una almohada y evite que tu cuello y espalda se resienta en exceso.

Películas en las que el autocar es protagonista

Hoy queremos hablaros de una lista de películas donde el autocar es el protagonista.

Nos os las podéis perder

  • Speed (1994). La primera que se nos viene a la cabeza, con Keanu Reeves y Sandra Bullock manejándose como pueden contra una de las premisas más antiguas y eficaces para crear tensión narrativa: un autocar-bomba que no se puede detener. A estas alturas, Speed ya se ha convertido en todo un clásico de hace dos décadas.
  • El Fugitivo (1993). Richard Kimble, un cirujano residente en Chicago, es acusado injustamente del asesinato de su esposa. Después de su arresto es trasladado en autobús, junto con reos peligrosos, a una prisión para candidatos a la pena de muerte.
  • Bus Stop (1956). Bo, un joven vaquero ingenuo y rudo viaja en autobús de Montana a Phoenix para participar en un rodeo. En un café donde el autocar se detiene para que los pasajeros tomen alimentos, Bo se enamora de Chérie, la cantante del lugar. Ella accede a acompañarle durante el rodeo, pero cuando el evento termina ella rechaza la propuesta matrimonial que Bo le hace.
  • Cíclope, el autobús atómico (1974). Un clásico del cine de catástrofes de los años 70, que referencias a la Guerra Fría. Unos científicos desarrollan “Cíclope”, un potente autobús el cual, según sus planes, hará historia al transportar pasajeros entre Denver, Colorado, y la Ciudad de Nueva York absolutamente sin escalas y en tiempo récord. Pero un incidente ocurre cuando vierten el combustible atómico en el tanque de abastecimiento del autobús.
  • Night bus (2014). Esta producción, mucho más reciente que las anteriores, basa su acción en varios relatos visuales que tienen lugar en un autocar nocturno en Londres. Este es testigo de varios conflictos muy recurrentes del crespúsculo londinense.

 

 

Características y habilidades de un conductor de autocar:

Los conductores de autocar suelen conducir distancias más largas, incluidos algunos trayectos por autopista. Algunos autocares se utilizan también para realizar servicios privados locales, por ejemplo, para escuelas o transporte comunitario.

Para desempeñar bien este trabajo, se requiere:

  • Ser hábil en la conducción de autobús o autocar con mucho tráfico y bajo todo tipo de condiciones meteorológicas.
  • Buena concentración en todo momento.
  • Ser capaz de mostrarse paciente y de mantener la calma en toda situación.
  • Conocer las rutas y el código de circulación

Los conductores de autobús / autocar también deben ser:

  • De confianza.
  • Puntuales.
  • Capaces de trabajar sin supervisión.
  • Encontrarse cómodos manejando dinero en efectivo.
  • Asimismo, hay que superar un examen médico. Quienes sufren ciertas dolencias no pueden ser aceptados. Es esencial tener permiso de conducir definitivo y sin puntos de penalización.
  • Competencias
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Capacidad para ser puntual.
  • Capacidad para sobrellevar un trabajo rutinario.
  • Capaz de dar información.
  • Capaz de trabajar solo.
  • Cobra.
  • Dispuesto a trabajar por las noches y en fin de semana.
  • Habilidad para conducir.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades sociales.
  • Paciente.
  • Permiso de conducir completo.
  • Profesional.
  • Realiza turnos laborales.
  • Responsable.
  • Trabaja de noche y en fines de semana.
  • Trabaja por las noches.
  • Trabaja solo.
  • Transporta pasajeros.

Viajes largos y de noche en autobus

Una de las mejores opciones para hacer más cortos los viajes largos en autobús es, sin duda, dormir durante el trayecto. Para dormir durante el viaje puedes llegar al autobús con cansancio, habiendo dormido menos la noche anterior o bien aprovechar el sueño que nos entra a la hora de la siesta para dormirlo allí.

Os recomendamos llevar un cojín de viaje para las cervicales. Si es hinchable, mejor aún, para que no nos ocupe espacio en el equipaje. Estos cojines nos vienen muy bien para no acabar con dolores y malas posturas del cuello y que no se agite durante el viaje.

Otra opción que os proponemos es llevar un antifaz para dormir. Así no nos dará la luz del sol en la cara.

En el caso de viajar de noche, dormir durante el viaje es de lo más común. Y si los ruidos no te permiten conciliar el sueño, no olvides unos tapones o unos auriculares que aíslen.

Como puedes comprobar, hacer viajes largos en autobús no tiene por qué ser algo aburrido o extenuante. Con seguir algunos de estos consejos que te hemos dado, convertirás tu experiencia de viaje en algo memorable y relajante.

Además recordarte que si te gusta viajar en autobús, ofrecemos un servicio de alquiler de autobús para cualquier tipo de evento y necesidad.

Consejos para que las personas mayores viajen en autocar

En homenaje al día de los abuelos que fue el pasado jueves y a nuestros mayores, hoy os queremos dar una serie de pautas a tener en cuenta, a la hora de que nuestros mayores hagan un viaje en autocar.

Lo que recomendamos es que se sienten en los delanteros ya que es más difícil marearse, además se está más cerca del televisor, un recurso clave para no aburrirse.

Recomendamos dos sitios excelentes dentro de un autocar, que son el asiento anterior y el posterior a la puerta trasera de salida: en el anterior se podrá reclinar el asiento al máximo sin molestar a nadie y el posterior suele contar con una mesita muy práctica. La fila de atrás es la peor porque sus asientos no se reclinan.

Conviene evitar viajar en horas punta y fechas de operación salida o llegada porque tardar más horas de las necesarias puede resultar desesperante y muy cansado para la circulación de nuestros mayores.

Es recomendable comer ligero y beber bastante líquido, aunque para ello habrá que tener en cuenta si el autobús tiene baño. Como no es seguro pasear por el pasillo, habrá que cuidar especialmente las malas posturas y hacer los ejercicios de estiramiento.

Desde Autocares Vidal ¡os deseamos un buen viaje!