Un fin de semana en París (II)

Tal y como os anunciamos al final de nuestra última publicación, hoy desde Autobuses Vidal , continuamos hablando de los lugares que no podéis dejar de visitar en vuestra escapada de fin de semana a París.

Fin  de semana en París: ¿Qué no puedes dejar de ver? (II)

Isla de la Cité

Podría decirse que es el corazón de la ciudad de París y uno de los lugares que los turistas siempre incluyen en sus visitas por lo que allí pueden encontrar. Y es que esta zona, considerada como el antiguo centro de la ciudad, alberga a la famosa Catedral de Notre Dame, junto a la Sainte Chapelle y la Conciergerie, un palacio abandonado por Carlos V y sus sucesores en 1392 y que se convirtió en prisión; una de sus presas más reconocidas fue la reina María Antonieta.

Barrio Montmartre

Uno de los barrios más conocidos de París es este, lleno de arte y espíritu bohemio, aunque aún sigue notándose el aire independiente que lo domina. Y es que en sus inicios, este popular barrio, era considerado así, independiente, hasta que en el año 1860 comenzó a formar parte de la ciudad.

Sagrado Corazón

Llamada también por muchos Sacré-Cœur directamente, es la basílica más famosa de París y, si estás de paseo por Montmartre, seguro que quieres perderte todo lo que ofrece. Si subes hasta lo más alto, tendrás unas preciosas vistas de la ciudad, pero te recomendamos que no te quedes solo arriba y bajes abajo para sorprenderte con su cripta. Y para los más cinéfilos, añadimos que, de camino o a la vuelta de la basílica, se puede ver el famoso tiovivo que aparece en la película de Amélie.

Plaza de los pintores

Siguiendo la ruta por Montmartre, te recomendamos que des un paseo por la Plaza de Tertre. Allí podrás ver a numerosos pintores que exponen sus obras al aire libre para que todos puedan contemplar su arte.

Catacumbas

Nuestra última recomendación, además de una visita aunque sea rápida por el Museo del Louvre, es para aquellos a los que les gusta el misterio: las catacumbas. Originalmente eran minas, pero a finales del siglo XVIII fueron convertidas en un cementerio y, a día de hoy, sólo un 0,5% de las “cuevas” está abierta al público. Pero te aseguramos que la visita no decepciona gracias a que podrás ver uno de los osarios más grandes de Europa, que contiene más de seis millones de esqueletos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *