Viajeros: dime cómo eres y te diré dónde viajar (IV)

En los destinos que hoy queremos comentar desde Autobuses Vidal nos centramos en lugares que son ideales para los amantes de la fotografía. Sacad vuestras cámaras y empecemos el viaje.

Molinos de Consuegra, Toledo

Cuando Cervantes describió en su obra la maravilla de aquellas famosas tierras castellanas y sus ya conocidos gigantes de viento, creemos que se quedó corto. Lo cierto es que los Molinos de Consuegra, ubicados en Toledo, son estupendos para cualquier viajero fotógrafo que se precie. Forman parte de la cultura española y, seguramente, serán una de las estampas más auténtica y reconocible que podemos encontrar de la España que se comentaba en Don Quijote de la Mancha. 

Barcelona

Esta ciudad, como ya hemos dicho en otras ocasiones, es conocida a nivel mundial y parte de su fama se debe, entre otras cosas, a sus reconocidos monumentos. Lugares como la Sagrada Familia, Parque Güell, La Casa Milá o Batlló son, entre muchos otros, lo más fotografiado cuando se visita la ciudad condal.

Pero el viajero fotógrafo tiene aún más por descubrir. Sólo tiene que desplazarse hasta Montserrat o el Delta del Llobregat para encontrar sitios estupendos en los que no parar de hacer fotos.

Laguna Salada de Torrevieja, Alicante

Nuestro último destino se encuentra en Alicante, y es que, si viajamos hasta Lagunas Saladas de Torrevieja, vamos a ver un verdadero paisaje de ficción.

De este lugar, destacamos que, gracias a que se libera un componente rosáceo librado por las bacterias que se encuentran en el agua,  se da paisaje único en España con una densidad de sal de más 350 gramos por litro de agua.  Esto, que a simple vista no parece gran cosa, hay que destacar que sólo se aprecia de forma similar si nos desplazamos hasta el Mar Muerto, en Jordania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *