El tacógrafo

El tacógrafo que se utiliza actualmente en los autobuses y camiones es la evolución de un sistema ideado originalmente para registrar los sucesos en el ferrocarril. Inicialmente el tacógrafo servía para medir la velocidad de las locomotoras. Ante la necesidad de obtener información en ruta sobre lo que sucedía en el tren durante el recorrido. No solo por motivos de optimización, sino también para conocer, en caso de accidente, las posibles causas del mismo.

El primer tacógrafo fue inventado por Philipp Christian Maximilian Maria von Weber en 1822. Posteriormente se desarrollaría por Gustav Adolf Hasler en 1887. Y sería en 1891 cuando se patentaría por primera vez por HaslerRail. Este equipo permitía obtener información sobre la velocidad, el tiempo y la distancia recorrida por una locomotora.

En 1952, Alemania sería el primer estado en aprobar una normativa que establecía la obligatoriedad de instalar un equipo de control y registro en todos aquellos vehículos comerciales cuya MMA estuviera por encima de los 7500 kg. Unos años después, en 1969 se extiende esta norma a todos los estados miembros de la CE con la obligación de reflejar diariamente todas las actividades de la tripulación en una libreta. Poco después se estableció el control mecánico de las principales variables de la circulación. En España no sería hasta 1986 cuando se implementó el tacógrafo en el transporte terrestre de viajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *