El autobús. Una revolución en la forma de viajar

En 1826 un empresario de Nantes, Francia, tuvo la idea de utilizar una carroza para transportar pasajeros de forma regular desde el centro de la ciudad a la periferia. Desde entonces, hasta el día de hoy el transporte en autobús ha sufrido una revolución desde todo punto de vista.

Te puedes imaginar cómo podía ser viajar en bancos de madera, quizá has visto alguno en ciudades europeas que los cuidan bien, o en tranvías antiguos. Hoy en día tenemos hasta pantallas táctiles y wifi.

El vehículo en sí también ha cambiado de forma espectacular. Antiguamente el chasis era de madera, hoy en día el chasis cumple estrictas normativas de seguridad para prevenir la propagación de incendios y para poder salir en caso de emergencia.

Otro dato curioso es dónde va el equipaje. Tradicionalmente se ha llevado atado en la parte superior, puedes imaginarte el lío que se armaba para subir y bajar las maletas en las distintas paradas. Hoy en día, van en la bodega inferior y las puertas se abren automáticamente.

Ello, sin hablar de cuando los autobuses estaban dotados de ceniceros y los viajeros fumaban cuanto querían. Hoy en día los autobuses son lugares cómodos e higiénicos en los que da gusto viajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *